Entrevista con Ramón Buenaventura

” Los europeos del Tánger Internacional vivimos en un paraíso artificial”

El escritor Ramón Buenaventura

Ramón Buenaventura Sánchez Paños nació en Tánger en 1940, es un escritor, poeta y traductor literario español. Es nieto de Alberto España, el cronista de Tánger cuando ésta gozaba del Estatuto Internacional y que publicó el libro La pequeña historia de Tánger (1954).

P – ¿Qué hace en estos momentos Ramón Buenaventura?

Sobrevivo a los calendarios que se me acumulan. Ya no doy clase en la Universidad, solo colaboro en los Trujamanes del Cervantes Virtual, leo mucho y con gran comodidad, gracias a los libros digitales, de vez en cuando añado algún apunte al blog, traduzco algún libro, me preparo para la publicación de mi próxima novela, NWTY, que saldrá el 8 de octubre.

P – ¿Es cierto que el castellano tangerino era una variante del castellano, porque estaba mezclado con la haquitía y el árabe?

R- En el castellano que hablábamos en Tánger había influencia del árabe callejero y de la haquitía (así lo escribe la Academia). Algunos tangerinos españoles incluso hablaban con un deje parecido al de los sefardíes, y todos lo hacíamos, por broma, de vez en cuando… Supongo que no llegarían a cien las palabras árabes y hebreas que teníamos incorporadas a nuestra habla, pero ciertamente resultaban pintorescas, así incrustadas en un andaluz muy parecido al de Cádiz.

P – El escritor Mohamed Chukri afirma en una de sus obras que su abuelo Alberto España despreciaba a los marroquíes de Tánger y que las Memorias de un viejo tangerino de Isaac Laredo cuentan la vida real tangerina.

R- Eso es una tontería, dicha seguramente para molestar a alguien. A Chukri le encantaba soltar inconveniencias. También dijo en una entrevista publicada en el diario AVUI de Barcelona que yo era un miserable gacetillero, o algo así (acusándome de haber dicho cosas que fue él quien dijo, la única vez que estuvimos juntos unas horas, en un bar de tapas españolas que había o hay en la calle antes llamada Juana de Arco)… Basta con leer un poco a mi abuelo para detectar su gran amor por Marruecos y por los marroquíes (dentro de un «patriotismo» español muy de la época, claro)… Las Memorias de un viejo tangerino de Isaac Laredo son sin duda un libro muy valioso para la tangerinidad, y vienen a constituir una recopilación de pequeñas biografías. Entre ellas, las de mi abuelo Alberto España, mi abuela Laura Martínez Vacas y mi tío el padre Buenaventura, cuasi-párroco de la cuasi-parroquia del Sagrado Corazón de Jesús durante muchos años. (Lo de cuasi no es para quitar categoría a la parroquia, sino, en términos eclesiásticos, para indicar que está asentada in partibus infidelium -en tierra de infieles-.)

P – A usted después de dejar Tanger, ¿No le ha pasado lo mismo que le pasó a José Luis Sampedro, que estaba en una ciudad civilizada y se fue a un pueblo?

R- José Luis Sampedro fue compañero de juegos y amigo de los tres hijos de Alberto España, Alberto, Laura (mi madre) y Mavy (única sobreviviente, a sus 93 años). Mavy escribió una bonita nota en Tingis cuando murió su viejo amigo… Pero José Luis nació en Barcelona, lo trajeron a Tánger con un año y se lo llevó de allí su familia (creo que a Aranjuez) cuando tenía 13. Dicho de otro modo: su relación con Tánger fue bastante corta y juvenil… No sé a qué podía referirse con lo de pasar de una ciudad civilizada a un pueblo. A él lo que en realidad le tocó después de Tánger fue la guerra civil española.

P- Qué es lo más importante en esta vida para Usted?

R- No me entra en la cabeza que alguien pueda tener sus valores tan clasificados como para saber qué es lo más importante en la vida.

P – ¿Cómo fueron sus años de juventud aquí en Tánger?

R- Los europeos del Tánger Internacional vivimos en un paraíso artificial creado por el dinero que las «potencias» invertían en la ciudad, por la buena marcha de los negocios y las —llamémosles así— exportaciones de productos que allí se conseguían a muy buen precio. Sin olvidar, claro, que el Estatuto nos libraba de los impuestos, de la censura literaria y cinematográfica (no siempre de la política), de los obstáculos culturales que padecía España en la misma época. Yo pude ver todo el cine y leer todos los libros. Los españoles de mi edad tuvieron que esperar a que se muriese Franco. Ello, en una tierra hermosa, de clima excelente, de playas amables…

P- ¿Cuándo va a ser publicada su última obra NWTY y por qué ha tardado?

R—NWTY es la cuarta y última novela de un ciclo de protagonistas tangerinos ficticios todos ellos nacidos el mismo año que yo, 1940—. Los títulos anteriores son El año que viene en Tánger (1998, 1999, 2011; Premio Villa de Madrid 1999), El corazón antiguo (2001) y El último negro (2005; Premio Fernando Quiñones). Estará en las librerías el próximo 8 de octubre. El retraso se ha debido a problemas técnicos o, por decirlo de otro modo, a las dificultades que planteaba la edición en papel de un libro pensado para edición digital.

P – ¿Cuál es la persona más querida y apreciada en esta vida para Usted?

R-Los amores máximos no admiten comparación entre sí.

Anuncios

Acerca de najmi

Blog de la prensa
Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s